Relleno con Ácido Hialurónico

Relleno con ácido hialurónico

Los rellenos con ácido hialurónico faciales son un tratamiento médico rápido y poco doloroso que se realiza mediante infiltración.

El Ácido hialurónico se encuentra en nuestro cuerpo formando parte de la matriz extracelular; su estructura es idéntica en todos los seres vivos. Contribuye a hidratar y a dar volumen a la piel. Con el paso de los años la presencia de ácido hialurónico en nuestra piel va disminuyendo, siendo una de las principales causas del envejecimiento cutáneo y de la formación de arrugas, además de otros síntomas  que afectan a la armonía de nuestra cara, como la pérdida de volumen en labios y pómulos.

El Ácido Hialurónico es hidrófilo, es decir, absorbe agua y la aprisiona dentro de su molécula, lo que hace que aumente la hidratación de la piel devolviéndole la compactibilidad y turgencia propias de la juventud.

Los rellenos con ácido hialurónico son realizados con una sustancia segura y reabsorbible, siendo sus efectos estéticos reversibles. Los pliegues y depresiones del rostro, con la aplicación de estas infiltraciones, recuperan volumen de una forma rápida y segura.

Relleno con ácido hialurónico
Relleno con ácido hialurónico

Indicaciones de los rellenos con Ácido Hialurónico

Pueden tratarse con Ácido hialurónico todas las arrugas y depresiones:

•Surcos nasogenianos

•Surcos labio-mentoniano

•Arrugas frontales

•Perfilado de labios

•Aumento de volumen de labios

•Pequeñas arrugas verticales perilabiales

•Arrugas periorbitarias

Aplicación de los rellenos con Ácido Hialurónico

El ácido hialurónico se deposita en las arrugas o en la zona a dar volumen mediante una aguja muy fina con la que se hacen pequeñas infiltraciones rellenando los pliegues de la piel. Una vez finalizado el tratamiento se puede volver a retomar la actividad normal inmediatamente.

Minutos antes de la infiltración aplicamos una crema anestésica para evitar cualquier molestia.

Resultados de los rellenos con Ácido Hialurónico

Los resultados estéticos de los implantes de relleno con ácido hialurónico son inmediatos, aunque para apreciar los resultados más óptimos hay que esperar unos 15 días. El efecto del ácido hialurónico suele durar unos 9-12 meses en función de la edad, de la zona inyectada, de la calidad de la piel y del estilo de vida de la persona. Por eso se suelen hacer aproximadamente una vez al año.

El ácido hialurónico hidrata la piel, mejora su elasticidad y tono y crea un aspecto natural, fresco y juvenil.  Aporta volumen en los lugares donde se ha perdido con el paso de los años, así suaviza los signos de envejecimiento y realza los rasgos.

Lo nuevos materiales con los que se trabaja ofrecen resultados muy eficaces, solo se requiere una buena aplicación y técnica del profesional. Todos nuestros tratamientos médicos en Bellísima son realizados por una cirujano plástica con años de experiencia en estas técnicas.

Ventajas de los rellenos con Ácido Hialurónico

En Bellísima apostamos por este relleno reabsorbible frente a los no reabsorbibles porque es el relleno facial que ofrece los mejores resultados y  con su aplicación no se obtienen efectos secundarios.

Lo ideal de la utilización del implante reabsorbible de ácido hialurónico es que, como  el rostro va cambiando con el tiempo, permite tratar al paciente según va cambiando la forma de su rostro.

Debemos tener en cuenta que cualquier producto que pongamos en el organismo, al contrario que el ácido hialurónico, es un extraño para este y es posible que reaccione de forma anómala por ejemplo formando granulomas que, aunque es un efecto secundario raro en la inyección del ácido hialurónico en comparación con el resto, si ocurriese desaparecería con el tiempo al contrario que en otros rellenos faciales.

Existe un efecto secundario de inflamación en el lugar de la inyección, pero esto es normal y desaparece rápidamente después del tratamiento.

PRECIOS:

Labio 265 € (1ml)

Pómulos 410 € (2ml)

Surco nasogeniano 555 € (3 ml)

Rostro completo 555 € (3 ml)