fisioterapia bellísima

¿Migrañas? ¿Vértigos? Puede que la causa sea una contractura

Te desvelamos las consecuencias de los dolores musculares

¿Sufres vértigos o migrañas? ¿Tienes dolores musculares? Si es así, ¡puede que tengas contracturas! Sobre todo, si has realizado movimientos bruscos y prolongados o has pasado frío últimamente. Las contracturas son una afección muy habitual, tanto en personas jóvenes como adultas. Por ello, prevenirlas o saber deshacernos de ellas cuando aparecen es una cuestión de suma importancia. Sigue leyendo para conocer cómo eliminar estos dolores musculares y disfrutar de una rutina diaria sin dolor. 

¿Conoces las contracturas? 

Seguro que has oído hablar mucho sobre las contracturas. Pero, ¿sabes realmente lo que son? Una contractura es la contracción de forma permanente e involuntaria de algunos músculos. Se trata de una rigidez en la fibra muscular. Puede llegar a ser muy dolorosa y causar otras afecciones como migrañas o vértigos. 

contracturas bellísima

Los dolores que sentimos están causados por la acumulación de toxinas en la zona. Esto se debe a que la contractura no permite la correcta circulación de la sangre a las células musculares. Y, de esta forma, se altera la función normal de nuestro cuerpo. Las terminaciones nerviosas envían señales al cerebro causando un fuerte dolor. 

Entre los síntomas más relevantes están la inflamación de la zona, dolores musculares y cervicales y un funcionamiento anormal del músculo. Además, las contracturas también pueden provocar calambres musculares, migrañas o vértigos. 

Identifica las causas y los síntomas de tu dolor

Existen varios factores que pueden propiciar la aparición de contracturas. Las causas más relevantes que provocan estas afecciones son:

Estrés: Cuando una persona se encuentra sometida a un alto nivel de estrés, suele mantener sus músculos en tensión. Aunque sea de manera involuntaria, esto puede provocar contracturas. 

Escasa actividad física: Las personas que no realizan ningún tipo de actividad física son más propensas a desarrollar contracturas. Su cuerpo y sus músculos no están capacitados para un esfuerzo superior al habitual. 

Sobreesfuerzo físico: Aunque estemos en las mejores condiciones físicas, a veces realizamos una actividad que supera nuestra capacidad muscular. En estos casos,  pueden aparecer contracturas, e incluso, lesiones. 

contracturas fisioterapia bellísima
  • Postura estática: Si permanecemos durante mucho tiempo en una misma postura, nuestros músculos pueden sufrir bloqueos. Esto es muy común entre las personas que trabajan en una oficina. 

Otras razones que provocan contracturas

Los motivos por las que aparecen los dolores musculares o las contracturas son numerosos y diversos:

  • Deshidratación: Las células musculares necesitan agua para estar hidratadas y funcionar correctamente. Si no reciben suficiente hidratación, los músculos se irritan y facilitan la aparición de contracturas y también migrañas y vértigos.
  • Mala alimentación: Igual que sucede con el agua, las células musculares necesitan magnesio, potasio y glucosa. Por ello, las personas con una alimentación equilibrada son menos propensas a la aparición de estos dolores. 
  • Edad avanzada: A medida que pasa el tiempo, nuestros músculos van perdiendo elasticidad. Debido a esto, las personas de avanzada edad tienden a sufrir contracturas. Sobre todo, si realizan esfuerzos fuera de lo habitual. 
  • Deporte: Las personas que practican mucho deporte tienen más probabilidad de sufrir contracturas. Especialmente en los deportes de impacto como el atletismo o el baloncesto, los ciclistas y patinadores. También en lanzamiento. 

Aprende a prevenir la aparición de dolores musculares

Las contracturas más habituales se dan en la zona cervical y la musculatura de la espalda. Después de conocer los factores que influyen en su aparición, te damos una serie de consejos que te ayudarán a evitarlas. 

  • Calentar y estirar: Realizar estiramientos y un buen calentamiento antes de practicar ejercicio es crucial para evitar la aparición de cualquier tipo de contractura. Asimismo, también debes estirar una vez terminada la actividad física.
  • Horas de sueño: Descansar cada día entre 7 y 8 horas es indispensable para la salud tanto física como mental. El colchón ha de ser cómodo y la almohada de una altura adecuada para no dañar el cuello y la columna vertebral.
  • Descanso entre sesiones deportivas: Si realizas actividades deportivas diariamente, intenta alternar las zonas del cuerpo que trabajas cada día para que tus músculos puedan reposar y recuperarse apropiadamente.
  • Evitar el estrés: Como hemos mencionado antes, el estrés es una causa muy común para la aparición de contracturas musculares. Por esto, te recomendamos incluir rutinas de relajación en tu día a día. 
  • Cambiar de postura: Evita los periodos demasiado largos en una misma postura. Intenta cambiarla cada cierto tiempo para que tus músculos no se vean afectados por esto. También puedes realizar estiramientos cada dos o tres horas.

Aprende a tratar una contractura en casa

Las contracturas no son lesiones graves, pero pueden ser muy molestas en nuestra vida cotidiana. Si ya has detectado que sufres una, puedes aliviar el dolor siguiendo estas técnicas. 

En primer lugar, puedes utilizar la termoterapia. Esta técnica consiste en aplicar calor en la zona de forma moderada. Lo más recomendable son tiempos de 15 minutos a lo largo del día.  

dolor muscular contractura

Otra opción es el contraste. Aplica frío y calor alternando de la siguiente manera: 

  1. Utiliza una toalla humedecida con agua caliente para aplicar calor en la zona durante cinco minutos. 
  2. Cubre un poco de hielo con un paño húmedo y ponlo sobre el músculo cuatro minutos.  
  3. Repetimos la fase del calor. Esta vez durante solo tres minutos. 
  4. Vuelve a utilizar el paño con hielo durante dos minutos. 
  5. Por último, utilizamos la toalla caliente durante un minuto. 

Por otro lado, una ducha de agua caliente sobre la zona afectada puede ayudarte a relajar la contractura. También hacer estiramientos lentos y suaves varias veces al día. 

Confía en Bellísima y olvídate de las contracturas

Todas las recomendaciones anteriores relajarán la zona y aliviarán tus dolores. Pero, sin duda, el mejor tratamiento para deshacerte definitivamente de una contractura es un buen masaje descontracturante

fisioterapia contracturas bellísima

Es muy importante que sea realizado por un profesional de la fisioterapia, ya que en caso contrario puede complicarse la contractura y llegar a convertirse en una grave lesión. En Bellísima tenemos los mejores especialistas en fisioterapia que te liberarán de tu dolor. 

Ven a visitarnos y elimina las migrañas y los dolores musculares. Vuelve a disfrutar de la vida sin molestias. ¡LLÁMANOS!

About Author

Leave a Comment